Somos...

La Alianza Aragonesa contra la Pobreza somos un grupo de entidades que impulsa en Aragón la Campaña "Pobreza Cero", a propuesta de la Federación Aragonesa de Solidaridad. En España, esta campaña está sostenida por la Coordinadora de ONG de Desarrollo de España (CONGDE). Más información: Federación Aragonesa de Solidaridad – / 692 156732 E-mail: federacion@aragonsolidario.org

jueves, 2 de agosto de 2012

Acción, reacción, repercusión #EsPosible

Así, parafraseando al cantante Macaco, empieza este artículo: “Una gota junto a otra hace oleajes, luego mares… océanos”.

Vivimos en un mundo global en el que la ciudadanía no es una dotación a priori del ser humano, sino una conquista histórica, al igual que lo son los derechos asociados a ella. Para construir una corriente de ciudadanos y ciudadanas globales, responsables con la humanidad y el planeta, es preciso que cada persona asuma su parte.

El Colibrí
Cuentan los guaraníes que un día hubo un enorme incendio en la selva. Todos los animales huían despavoridos, pues era un fuego terrible. De pronto, el jaguar vio pasar sobre su cabeza al colibrí… en dirección contraria, es decir, hacia el fuego. Le extrañó sobremanera, pero no quiso detenerse.
Al instante, lo vio pasar de nuevo, esta vez en su misma dirección. Pudo observar este ir y venir repetidas veces, hasta que decidió preguntar al pajarillo, pues le parecía un comportamiento harto estrafalario:
- ¿Qué haces colibrí?, le preguntó.
- Voy al lago -respondió el ave- tomó agua con el pico y la echó en el fuego para apagar el incendio.
El jaguar se sonrió.
- ¿Estás loco? – le dijo. ¿Crees que vas a conseguir apagarlo con tu pequeño pico tú solo?
- Bueno – respondió el colibrí – yo hago mi parte…
Y tras decir esto, se marchó a por más agua al lago.

Los ciudadanos y ciudadanas tenemos más poder del que imaginamos: poder de voto, de decisión, de consumo, de elección, de acción… En fin, podemos elegir cómo queremos vivir nuestra vida. El 15M nos lo ha recordado y no debemos olvidarlo.


Aquí van algunas propuestas de acción personal que podemos hacer individualmente para repercutir en lo global:
  • Participar y comprometernos de forma activa en la vida ciudadana en todos sus niveles (tu calle, tu barrio, tu ciudad) e intentar transformar la realidad.
  • Ser conscientes de nuestros derechos, pero también de nuestras obligaciones, y responsabilizarnos de nuestros actos.
  • Interesarnos por conocer y reflexionar críticamente sobre los problemas mundiales y sobre cómo interactúan en nuestra vida y en la de los demás. ¡Lee, infórmate, contrasta!
  • Respetar, valorar, celebrar la diversidad y tener una mentalidad abierta. Debemos indignarnos frente a la injusticia y la exclusión y luchar por un mundo mejor.
  • Realizar un consumo responsable, analizando mis hábitos de consumo para comprobar si responden a mis necesidades reales o a aquéllas que me he ido creando y no me hacen más feliz.
  • Velar para que mis ahorros sirvan para sostener proyectos solidarios y responsables: banca ética
  • Cuidar el medio ambiente: emplear productos ecológicos, reducir el consumo, reciclar y reutilizar, usar el transporte público, ahorrar agua y energía… 
  • Presionar a las instituciones públicas para que cumplan sus compromisos.